Un cumpleaños a menudo hace que te pregunten: '¿Cuántos años tienes?'

Posted

Ah, noviembre. Es el mes en que el invierno (por lo general) va en serio, haciendo las delicias de los esquiadores y los niños. Es el momento de poner en mi auto los neumáticos gruesos que se adhieren al pavimento, y es cuando celebro mi día mágico. El 18 de noviembre es mi cumpleaños.

Ese día me toca apagar varias velitas y sonreír de oreja a oreja mientras mi familia me canta. Luego leeré en voz alta sus cómicas tarjetas de cumpleaños mientras ellos se ríen tan fuerte que tienen que agarrarse la barriga y se les salen las lágrimas por la alegría. Sí, el 18 de noviembre es el día mágico en que nací hace 81 años.

Fíjense que no dije: "Tendré 81 años" o "Tengo 81 años."

Eso es porque "tener" es una palabra muy poderosa y también lo es "tendré," y no tengo intenciones de usar palabras poderosas para reforzar las imágenes que tenemos de alguien de 81 años. *

No tengo edad ni tiempo. En mi interior tengo 25 años y es mi intención de quedarme en los 25 --posiblemente para siempre, ya que eso parece ser mucho tiempo.

Y esto me lleva a una conversación que sostuve hace poco con una amiga. Ella me dijo que cumpliría 49 en pocos días y dijo que le fastidiaba decir su edad porque notaba las reacciones de la gente. Dijo que parecen cambiar la forma en que la miran y que casi puede escuchar el "clic-clic-clic" de sus mentes calculando cuán cuesta abajo va.

Debo decirles que ella es bonita y tiene un cuerpo con curvas en todos los lugares adecuados. Pero entiendo cómo se siente.

Muchos de nosotros tenemos sentimientos similares sobre la edad porque nuestra sociedad está lastrada por ideas y creencias sobre la vejez que hemos heredado de generaciones anteriores. La mayoría de nosotros piensa que envejecer significa que nos estamos deteriorando y que no hay forma de que podamos evitarlo. Hemos acumulado imágenes de cómo se ve y se siente al agregar años y de cómo se verá una persona a edades que marcan un hito en la vida.

Antes de comenzar mi programa para rejuvenecerme hace trece años, yo creía que 70 años significaba la vejez. Caramba, creía que 65 era la vejez y para demostrármelo, noté que mi mente empezaba a fallar cuando andaba por la mitad de los 60 años. ¡Alzheimer! Me dije, igual que mi madre. Pero en ese momento recibí una señal y las enseñanzas de la mente / el espíritu que había aprendido durante décadas se pusieron súbitamente en su lugar y me impulsaron a una vida completamente nueva, más joven y más feliz.

Así pues, ¿qué haces si alguien te pregunta la edad y no quieres decírsela? Nomás diles: "No tengo edad ni tiempo." Puede lucir una misteriosa sonrisa de Mona Lisa y dejarlos curiosos.

Luego, cuando estés a solas, acostúmbrate a decir en voz alta: "Es bueno que soy joven y saludable" o "Gracias a Dios que soy joven y saludable." Escribe la que prefieras en tarjetitas o notas adhesivas y ponlas donde puedas verlas. Repítelas con la suficiente frecuencia, con alegría y emoción, y tu mente subconsciente lo creerá… y te pondrás estará en camino hacia un yo más joven. ¡Los cumpleaños serán momentos divertidos otra vez!

* Nota de la traductora: La palabra poderosa a la que la autora se refiere en su artículo es el verbo "to be" (ser en inglés), pero creo que sucede lo mismo con "tener" en español, puesto que, al usarlo para decir la edad, la estamos asumiendo como una parte de nosotros mismos.

La señora Ellen Wood de Questa es una distinguida oradora inspiracional y la premiada autora de "Piensa y rejuvenécete: etapas poderosas para crear una vida de alegría." Su nuevo libro es "¡Alegría! ¡Alegría! ¡Alegría! 7 Prácticas de autoayuda para la mente, el cuerpo y el espíritu, para aliviar el estrés y la ansiedad, revertir la pérdida de memoria y vivir feliz." El sitio online más reciente de Ellen es www.bookofjoyjoyjoy.com. Contáctala a la dirección ellen@bookofjoyjoyjoy.com.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment